Seguidores

sábado, 18 de junio de 2011

Te echo de menos y no entiendo el por qué.

Te echo de menos, definitivamente es cierto, toda entera te echo de menos, extraño tu cuerpo, tu olor, tus ojos, te extraño a ti. Mis manos echan de menos otras manos a las que agarrar con fuerza cuando iba por la calle y un cuerpo al que acariciar cuando caía el sol, mis hombros echan de menos tu chaqueta cuando refresca en las noches de verano y ese olor tan peculiar que tenías, mis pies echan de menos, otros con los que andar a la par y con los que entrelazarse entre las sábanas por las mañanas, mi cabeza también te extraña, extraña no tener alguien en quien pensar las 24 horas del día


2 comentarios:

  1. No te preocupes, ya llegará alguien en quien pensar esas 24 horas del día. Y será el adecuado, el correcto, el perfecto. Mejor esperar que besar mil sapos, no crees? :)

    ResponderEliminar
  2. Qué tierno ♥
    A muchos nos sucede eso, pero estoy segura que tarde o temprano nos reencontraremos con esa persona a quien extrañamos, o encontraremos a la que permanezca a nuestro lado, para siempre :)
    Un saludo.

    ResponderEliminar