Seguidores

jueves, 10 de febrero de 2011

Aprendi a jugar con fuego y no quemarme.

Una vez, de pequeña me dijeron 'nunca juegues con fuego, puedes quemarte', hoy entiendo esa frase y no en sentido literal, naturalmente, hoy te puedo decir, que nunca juegues con fuego, que cuando menos te lo esperas puedes quemarte, que aún no sabes nada, yo sin embargo, después de tantos momentos puedo decir que esa frase en mi ya no me sirve después de haber hecho mil y una locuras y de haberme arriesgado hasta limites insostenibles, se podría decir que en la vida siempre he hecho lo que me ha dado la gana, cuando quería tirarme en el barro lo he hecho, cuando quería correr debajo de un chaparrón lo he hecho, cuando quería escaparme de casa para irme de fiesta lo he hecho, cuando quería sentir emociones que nunca había sentido lo he hecho, y todo ello sin tener en cuenta las consecuencias de mis actos, ahora, lo pienso más detenidamente y ¿sabes que? lo seguiría haciendo y no pararía de hacerlo nunca, la vida es corta, rompe las reglas y haz lo que quieras, si no lo haces llegará un día en el que te arrepientas y pensando verás que jamas has hecho nada para poder recordar siempre. Porque yo ya aprendí a jugar con fuego y no quemarme, sin embargo a ti aún te queda mucho por aprender, si lo máximo que has hecho es ir de guay por la vida, no has hecho nada, créeme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario