Seguidores

martes, 1 de marzo de 2011

Love story♥

El otro día, estuve ordenando mi habitación, como hago cada 6 meses, pero ese día sabía que no iba a ser todo tan rápido, y así fue me entretuve en los recuerdos, en las memorias, en los dibujos, en las cartas, en las fotografías..., me entretuve contigo, más bien con lo que me quedaba de ti. Cogí aire, respiré, y abrí el primer cajón, calcetines, todo ordenado, abrí el segundo, ropa interior, todo perfecto, abrí el tercero y me vino a la cabeza ese día, el día de nuestro primer beso... yo llevaba puesto ese vestido rojo que tanto te gustaba, probablemente por su generoso escote. Ese día en que nuestros labios se juntaron por primera vez, ese momentos tan indescriptible, que solo se me ocurre la palabra, mágico para describirlo, ese día en el que empezó todo, la historia de amor más perfecta que nunca había vivido.
Decidí seguir limpiando, sin darme cuenta de que una lágrima se escapaba débilmente por mis ojos... Así abrí otro cajón, probablemente el más difícil de todos para mí, nada más abrirlo un escalofrió me recorrió entera, tus cartas, mis cartas, tus fotos, mis fotos, nuestras fotos, tus regalos, mis regalos, tu recuerdo. Una foto nuestra besándonos era probablemente el recuerdo más reciente que tenía desde hace 5 meses, desde aquel septiembre. Luego aparecieron nuestras primeras cartas, en las que parecía que lo nuestro jamás acabaría, que no tendría fin, que todo sería para siempre, y tus regalos, se podía decir que era lo que menos me importaba, pero que llenaba de detalles la mejor historia de amor. Luego, divisé en el fondo, algo, un papel, es de mi agenda, estoy segura, sí, ahí escribí todo lo que sentía cuando lo dejamos, cuando mejor dicho te dejé, parecía que te odiaba, que no quería volver a verte, que te quería alejado de mí... Metí todo en una bolsa, y lo dejé en la puerta para tirarlo a la basura. Mis lágrimas cada vez caían más deprisa y no sabía por qué. Saqué algo de debajo de la cama, era un baúl, otro regalo tuyo, como no, lo intenté abrir, no se podía, le agité, sabía que había algo dentro, y de pronto vi una inscripción, 'este será nuestro baúl, lo abriremos juntos' y ahí fue cuando me di cuenta que tenía dos cerraduras, para dos llaves diferentes, una recordaba que la tenía yo, en un colgante, lo abrí, la otra la tenías tú, y como es lógico, imposible de abrir. No quería quedarme con las ganas de saber lo que había en su interior así que forcejee el baúl y conseguí abrirlo, eran historias nuestras, cuentos, que escribíamos de todo lo que hacíamos, de como queríamos que fuese nuestro futuro juntos, era como un diario compartido. Decidí cerrarlo y volverlo a colocar en su sitio, pero el baúl ya no se podía cerrar, cogí una carta que había dentro y simplemente ponía, ' cuando el baúl se abra, querrá decir que la llama se apagó y la magia se acabó, podrás darte cuenta que el baúl ya no cierra, ni cerrará,  como nuestro corazón, que fue abierto, han entrado recuerdos, podremos llorar al recordarlos, podremos reír, pero jamás podremos olvidarnos de ellos, jamás se cerrará la herida que causa el amor, siempre quedarán cicatrices'
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario